Se trata una afectación de los nervios periféricos debida a la toxicidad del alcohol y a problemas nutricionales , especialmente a la falta de vitaminas del complejo B.

Los síntomas que aparecen lenta y progresivamente suelen comenzar por las extremidades inferiores y aparece dolor, parestesias (sensación de hormigueo adormecimiento, acorchamiento ) y debilidad.

En los casos extremos puede llegar a la atrofia muscular . Otros síntomas que pueden aparecer son Problemas de erección ( impotencia) o problemas de incontinencia al orinar (goteo de la orina), sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga o dificultad para empezar a orinar.

El tratamiento consiste en abstinencia de las bebidas alcohólicas, vitaminas del complejo B y mejora de la nutrición.

[Tweet “A pesar del tratamiento , la recuperación es lenta y a menudo incompleta. “]