Alcohol y cáncer

Alcohol y cáncer

En el post de hoy voy a tratar de explicar de una forma sencilla la relación que existe entre el consumo de alcohol y el aumento del riesgo de padecer cáncer. Cuáles son los cánceres más relacionados con este consumo y los mecanismos que explican esta relación tan importante.

            La relación entre el consumo de alcohol y el cáncer se basa en estudios epidemiológicos que han demostrado una clara asociación entre el consumo excesivo de alcohol y el cáncer bucal, faríngeo y esofágico.

            Los alcohólicos tienen un riesgo 10 veces mayor que la población general de presentar un cáncer bucal y faríngeo. En este tipo de cáncer es importante el efecto combinado del exceso de alcohol y el tabaco.

            El cáncer hepático también se ha relacionado con el consumo de alcohol, aunque la mayoría de pacientes con una cirrosis alcohólica que desarrollan un  carcinoma presentan también una infección por el virus de la hepatitis B o C.

            En el año 1988 la agencia internacional para la investigación sobre el cáncer (IARC) declaró que el alcohol era un carcinógeno y posteriormente esta afirmación se confirmado con claridad.

      En el informe mundial sobre el cáncer publicado en 2014 se destacó el papel del alcohol en el cáncer ya que está relacionado con  en el 3,5 % de todos los tipos  de cáncer.

Parece demostrado que el alcohol influye claramente en los siguientes tipos de cáncer:

  • Cánceres de cabeza y cuello.- En especial los de la cavidad bucal (sin incluir los labios) , de faringe y de laringe . El riesgo de padecerlos es de dos a tres veces mayor ente las personas que consumen 50 gramos de alcohol o más al día y aumenta mucho más si este consumo va unido al del tabaco
  • Cáncer de esófago .- El consumo de alcohol es el principal factor de riesgo para el carcinoma de células escamosas de esófago y aumenta en las personas que han heredado una deficiencia en un enzima que procesa el alcohol
  • Cáncer de hígado.- El alcohol es la principal causa de éste tipo de cáncer , junto a los virus de la hepatitis b y c .
  • Cáncer de seno. El alcohol está asociado a éste tipo de cáncer especialmente en las mujeres que al beber más de 45 gr de alcohol diarios aumentan el riesgo de contraerlo
  • Cáncer colorrectal.- Empieza aumentar el riesgo desde la ingesta de 10 gramos diarios y va aumentando a mayor cantidad

No está clara la asociación del alcohol con otro tipo de cánceres como  los de páncreas, próstata,  estomago, útero y de vejiga.

Por otra parte el alcohol parece ejercer un efecto protector en algunos tipos de cánceres como:

  • Cáncer de células renales
  • Linfoma no de Hodgkin (LNH)

 Alcohol y tabaco

Existe una interacción entre el consumo de alcohol, el tabaco y el cáncer. De hecho, la evidencia sugiere que el efecto combinado de alcohol y el tabaquismo en la incidencia de cáncer de cabeza y cuello (cavidad oral, faringe y laringe) es mayor que multiplicativo. Esta interacción es biológicamente plausible. El alcohol puede actuar como disolvente para los carcinógenos en en el humo del cigarrillo y hacer que la mucosa más permeable a estos carcinógenos

 

¿Cómo influye el consumo de alcohol en la aparición del cáncer?

El cáncer es una enfermedad heterogénea, y los mecanismos por el cual diferentes tipos de cáncer son inducidos por el alcohol pueden ser debido a distintos procesos       

            El etanol y su primer metabolito, el acetaldehído, se clasifican como “grupo 1 cancerígenos” por la IARC, después de haber alcanzado el máximo nivel de evidencia de un efecto carcinogénico en seres humanos y animales.

 Los investigadores han identificado numerosas formas por las que el alcohol podría aumentar el riesgo de cáncer:

  • El acetaldehído que es una sustancia química tóxica producida por el metabolismo del alcohol puede dañar tanto el ADN (el material  genético que compone los genes) como las proteínas.
  • El consumo de alcohol puede producir la generación de especies de oxígeno reactivo (moléculas químicamente reactivas que contienen oxígeno), las cuales pueden dañar el ADN, las proteínas y lípidos (grasas) por un proceso que se llama oxidación
  • También el consumo de bebidas alcohólicas puede aumentar las concentraciones de estrógenoen la sangre; el estrógeno es una hormona sexual que está relacionada con el riesgo de cáncer de seno.

En comparación con las mujeres que no beben, las mujeres que consumen tres bebidas alcohólicas por semana tienen un riesgo un 15 % más alto de padecer cáncer de mama. Los expertos estiman que el riesgo de cáncer de mama aumenta otro 10 % por cada trago adicional que las mujeres toman de forma regular cada día.

Las niñas y adolescentes entre 9 y 15 años que toman de tres a cinco tragos por semana tienen tres veces más riesgo de desarrollar tumores de mama benignos. (Ciertas categorías de tumores de mama no cancerosos están asociadas con un mayor riesgo de cáncer de mama más adelante)

  • Las bebidas alcohólicas pueden contener también una variedad de contaminantes cancerígenos que se introducen durante la fermentación y la producción, como son las nitrosaminas, fibras de asbesto, fenoles e hidrocarburos).

¿Y si dejamos de beber?

La mayoría de los estudios han demostrado que si dejamos de beber  no disminuye el riesgo de cáncer de manera inmediata. Puede tardar algunos años en conseguir la misma prevalencia para el cáncer de las personas que no han bebido

Referencias .-

Alcohol and cancer Paolo Boffetta, Mia Hashibe. http://oncology.thelancet.com Vol 7 February 2006 http://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/alcohol/hoja-informativa-alcohol

 

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies