Todas las experiencias negativas de mi vida han estado relacionadas con el alcohol.

Todas las experiencias negativas de mi vida han estado relacionadas con el alcohol.

Es un demonio (que le dice a tu subconsciente: “Bebe, bebe”) que te lleva a hacer cosas no vinculadas con tu corazón, ética y ni con tus principios. Soy Cristiano y el alcohol lo considero un mal muy relacionado a las costumbres de nuestra tierra.

La cultura de celebrarlo todo con esta droga tan dura como el propio caballo o la heroína es muy peligrosa. Además, no solo está relacionado con nuestras costumbres sino con las relaciones diarias entre personas.

Gracias a Dios estoy aquí para contarlo, porque mis experiencias han sido penosas y muy peligrosas, exponiendo a terceros a mucho riesgo:

  • He conducido, al menos 100 km, en un estado de embriaguez máximo por una carretera de montaña y al llegar a mi destino me he caído sobre una mesa, haciendo un destrozo material (en casa de u n familiar).
  • He bebido durante 3 o 4 días seguidos (mañana, tarde y noche). Lo peor es no acordarse de lo que hiciste, ni de dónde aparcaste tu vehículo o donde estuviste. La pérdida de memoria es algo que no se lo deseo ni a mi mayor enemigo.
  • Nunca olvidaré un hecho puntual (incidente) y es que por el alcohol estuve sin ver a mi hija durante aproximadamente 8 meses y antes de su adolescencia (aunque con ella no bebía nada).
  • He perdido las llaves de mi casa y he dormido en el césped de la comunidad de vecinos.
  • He ido a barrios marginales, a beber, aumentando el riesgo de meterme en un gran lío o conflicto.
  • He estado sin comer (nada) durante muchas 24 horas.
  • He tenido 2 accidentes de tráfico (solo) y sin intervención de la Policía (me he subido en una rotonda y he tirado una farola de unos 20 metros de altura). Creo que en estas dos ocasiones perdí la conciencia minuto antes de los impactos y de mi gran tasa o ingesta de alcohol.

Fuera de la vinculación con esta sustancia (muy adictiva) soy un profesional de una multinacional reconocida y con una experiencia laboral amplia. Me considero que formo parte de la élite de mi empresa y experto en lo que hago. Mi dependencia hizo ausentarse o faltar muchas veces del trabajo (le das una gran paliza a tu cuerpo).

Formó parte de una gran familia llena de artistas (algunos de reconocido prestigio) y sin alcohol aumenta mi creatividad (pinto, hago manualidades, invento cosas), viviendo mucho más tranquilo. En mis terapias de grupo he conocido a personas maravillosas que eran importantes para mí o para la sociedad y grandes artistas.

Hay gente maravillosa que tienen que alejarse de ese demonio. Tengo fórmulas o he llegado a la conclusión de muchas cosas y por mi mala experiencia como / de alcohólico: Esto es para toda la vida (es crónico), nunca consumas cerveza sin alcohol o bebidas que te recuerden a cuando consumían (fanta de limón, si bebías gin-lemon), nunca tomes vinagre y cámbialo por el zumo de limón (en las ensaladas), con el antabus (la medicina “yo no bebo hoy”) no puedes ni aplicarte colonia, no entres en un bar a no ser de que vayas muy mentalizado en tomar un café o alimentarte.

Cuando te encuentres muy animado y descansado, camina (haz deporte) y aprovecha el tiempo. Sin embargo, cuando estés cansado duerme y recupérate. En mi experiencia, después de haber viajado a Madrid – Barcelona (por temas laborales) para 1 día de trabajo, también terminaba mi jornada en mi oficina de Sevilla (era trabajar hasta el límite). Lo último que debes hacer es pasarte por un bar “exhausto de cansancio” y consumir. Mi alcoholismo es muy radical.

Voy a fiestas, bares, bodas y no bebo nada. Es posible que salga un día, a dar una vuelta, solo y me extra limite. Nunca pierdas el control sobre tu persona, guarda la calma, piensa en todo lo que tienes, intenta ser más feliz, sal a la calle y observa la vida (porque las vidas están ahí, en la calle, al aire libre y somos las propias personas, entre otros seres vivos preciosos).

El desenlace, si no dejas de beber, es que te verás cada vez mas solo (porque aísla mucho), es un depresivo a gran escala y aparte deteriora mucho tu salud “cuerpo y mente” (ya he tenido muchos problemas con el sueño, con la vista, con el estado anímico, con el estomago, con ácido úrico, con el colesterol, con los triglicéridos, etc…). Siempre hago un símil de él no beber:

Hacer el amor, con tu pareja, sin haber bebido nada à es sentirlo todo. Se fuerte, ten fe, quiérete (cambiaras incluso físicamente y mejorarás tu aspecto), deja de pensar en ti y piensa en los demás.

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies