Los grupos en el tratamiento del alcoholismo

Los grupos en el tratamiento del alcoholismo

La psicoterapia de grupo fue iniciada por Pratt, médico internista, en 1905 al introducir en las salas de espera de pacientes tuberculosos. Comenzaron siendo unas “clases”, cuyo objetivo era acelerar la recuperación física, a través de medidas sugestivas, destinadas a una máxima adhesión al tratamiento, a la identificación con otros pacientes que sufrían la misma enfermedad, a fomentar la esperanza, etc…

Las sesiones consistían, en primer lugar, en un breve discurso por parte del terapeuta sobre las dificultades con respecto al tratamiento de las tuberculosis o sobre normas de higiene. A renglón seguido, los enfermos manifestaban sus inquietudes y preguntas o discutían lo anteriormente expuesto con el médico, generando de esta manera una alta implicación emocional.

Es a raíz de resultados obtenidos por determinados grupos de autoayuda como Alcohólicos Anónimos, cuando comienza a utilizarse en el tratamiento del alcoholismo, en la segunda mitad del siglo XX, los cuales presentan como principal elemento diferencial la ausencia del terapeuta como figura central y la inexistencia de unos mínimos criterios de exclusión entre otros.

Los objetivos que persigue la Terapia de Grupo en el tratamiento del alcoholismo son los siguientes:

  • La terapia de grupo es idónea para disminuir los mecanismos de defensa (negación), respondiendo el sujeto con la aceptación de la propia condición de dependiente al alcohol.
  • Incrementar la motivación para una mayor adhesión al tratamiento, para mantener la abstinencia y obtener así los beneficios derivados de la conducta de sobriedad.
  • Abordar las condiciones emocionales que envuelvan al problema del alcoholismo, tanto en su consumo como en su abstinencia (sentimiento de culpa…).
  • Facilitar niveles crecientes de autonomía personal mediante la progresiva superación de las tendencias dependientes.
  • Facilitar estrategias para detectar y afrontar situaciones de riesgo que precipitan las recaídas.
  • Desarrollar capacidades personales para aprender sin alcohol de forma satisfactoria.

 

Tipos de grupos .-

Según los aspectos formales, los grupos pueden ser:

  • Abiertos o semiabiertos: en los cuales existe una incorporación progresiva de nuevos miembros durante el transcurso del tratamiento y de abandono por diferentes razones.
  • Cerrados: son los mismos los que inician y terminan el tratamiento.

Las diferentes etapas por las que atraviesa el tratamiento del alcoholismo pueden abordarse bien dentro de un mismo grupo, en el cual todos los miembros evolucionan de forma simultánea, o bien mediante el paso a diversos grupos, en los cuales se trabajan los temas acorde a cada etapa evolutiva.-

Según sus objetivos

  • El grupo informativo o educacional, su objetivo consiste en aclarar aquellas creencias erróneas que giran en torno al alcohol además de informar sobre conceptos básicos que ayudan a solucionar dicha problemática.
  • Los grupos motivacionales, su objetivo consiste en plantearle al paciente si el alcohol constituye un problema, y si necesitan realizar un tratamiento adecuado para resolverlo siendo bastante útil en pacientes que se encuentran en la fase de negación.
  • Los grupos de habilidades, pretenden que el paciente desarrolle una serie de estrategias de afrontamiento ante los problemas cotidianos y se caracteriza por la participación activa de sus miembros.
  • Grupo de prevención de recaídas, su objetivo es anticipar y proporcionar estrategias de enfrentamiento para las situaciones de riesgo, a la vez que una serie de conductas alternativas a seguir ante un posible consumo aislado o recaída.
  • Grupos de familiares, su objetivo final es ayudar a los miembros del núcleo familiar a reducir o eliminar aquellas conductas que ayudan a mantener el problema sustituyéndola por otras más saludables.

 

Según sus componentes

Grupos de jóvenes

Grupos de mujeres

Grupos de familiares

Según sus aspectos teóricos y técnicos .(depende de la orientación del terapeuta)

 

Cognitivo conductual

Dinámico

Sistémico

Humanista

Integrativo

………..

Criterios para la formación del grupo:

Antes de incluir a una persona en un grupo es preciso realizar una valoración específica para determinar si una persona debe o no incluirse en un grupo

  • Es conveniente la abstinencia para asistir al grupo. Una persona ebria no puede beneficiarse del grupo y sin embargo puede desestabilizarlo.
  • Debe existir una cierta capacidad de insight (capacidad de comprensión) y un compromiso para aceptar las normas del grupo
  • Deben excluirse a las personas que presenten una importante patología mental no compensada

 

Referencias Bibliográficas.-

“Intervenciones psicosociales en alcoholismo”

  1. Monasora, M. Jiméneza, T. Palomaa . Trastornos adictivos vol 5 núm 1 Enero 2003

“Originales y revisiones. Viejos y nuevos tratamientos en la dependencia alcohólica”.

Cuadrado P. Psiquiatría Pública, 10 (1998), pp. 361-8

 

Indicaciones de terapia grupal para alcohólicos.

Monras M. Actas Esp Psiquiatr,, 28 (2000), pp. 298-303

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies