Preguntas y Respuestas sobre el Alcohol y el Alcoholismo

 

A lo largo de mis muchos años de profesión he escuchado y procurado responder a muchas preguntas relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas y sus problemas a enfermos alcohólicos, a sus familias y a los muchos alumnos (estudiantes y profesionales de  medicina, psicología y trabajo social principalmente  a los que he tenido el honor de dar clases , en pregrado y posgrado).

En este apartado de mi blog, procuraré ir ordenando algunas de estas preguntas y sus respuestas. Estoy seguro de que me servirá para recordar a muchas personas y para reflexionar sobre la materia de este blog.

Por supuesto que estaré abierto a cualquier pregunta que vaya surgiendo de los seguidores, pues este es el principal objeto de esta publicación, “ debatir “ para aprender y ayudar dentro de lo posible a todos los interesados de una u otra manera en esta materia.

¿Qué son las bebidas alcohólicas?

Índice de contenidos

Las bebidas alcohólicas son aquellas bebidas que contienen etanol (alcohol etílico) en su composición.

Atendiendo a la elaboración se pueden distinguir entre las bebidas producidas simplemente por fermentación alcohólica (vino, cerveza, sidra, hidromiel, sake) en las que el contenido en alcohol no suele superar los 15 grados, y las producidas por destilación, generalmente a partir de un producto de fermentación previo.

Estas últimas se denominan licores, y entre ellas se encuentran bebidas de muy variadas características, que van desde los diferentes tipos de aguardientes, hasta bebidas como el brandy, whisky, anís, tequila, ron, vodka, vermú y ginebra entre otras.

¿Por qué las bebidas alcohólicas pueden causar problemas?

En primer lugar porque el alcohol es una substancia tóxica y una droga. Aunque las bebidas alcohólicas sean de uso frecuente en nuestra vida cotidiana dependiendo de la cantidad y de la frecuencia de su uso pueden provocar distintas alteraciones en nuestro organismo.

  1. A corto plazo el consumo agudo de alcohol provoca cambios inmediatos en nuestro organismo
  • Se produce la embriaguez que depende principalmente de la tasa de alcohol en sangre principalmente, aunque también influyen otros factores individuales.
  • La deshidratación.- El alcohol favorece la deshidratación por sus efectos diuréticos, ya que inhibe la hormona anti diurética, y como en la deshidratación no sólo se pierde agua sino también sales minerales puede producir cambios de carácter, calambres, mareos, fatigas, cansancio, aumento de frecuencia cardíaca, de temperatura corporal y náuseas.
  1. Consumo excesivo a largo plazo
  • Enfermedades orgánicas
  • Dependencia al alcohol

¿Cuáles son las fases de la embriaguez dependiendo del grado de alcoholemia?

  1. Fase de euforia y excitación (Alcoholemia de 0,5 g/l ) Síntomas.- Locuacidad, euforia, desinhibición y conducta impulsiva)
  2. Fase hipnótica de confusión (Alcoholemia de hasta 2 g/l) Síntomas.- Irritabilidad, agitación somnolencia , cefalea. Disartria, ataxia , dismetría, náuseas y vómitos.
  3. Fase anestésica o de estupor y coma (Alcoholemia hasta 3 gr/l) Síntomas.- Lenguaje incoherente, disminución marcada del nivel de conciencia (obnubilación y coma) y del tono muscular, incontinencia de esfínteres, dificultad respiratoria.
  4. Fase bulbar o de muerte. (Alcoholemia hasta 5 gr/l ) Shock cardiovascular, Inhibición del centro respiratorio, parada cardio-respiratoria, muerte

¿Qué es la alcoholemia?

La alcoholemia es la cantidad de sangre que hay en la sangre después de beber alcohol. Es proporcional a la cantidad que se bebe y a la mayor o menor concentración de alcohol en la bebida que se toma.

En ayunas, la cantidad máxima de alcohol en sangre se alcanza entre 15 y 30 minutos. Si se toma durante las comidas este nivel máximo tarda en alcanzarse entre una y tres horas. Mientras está subiendo la alcoholemia estamos en el periodo que se llama de intoxicación.

Después tras mantenerse el nivel en la misma cifra ( fase de meseta ) comienza la desintoxicación y la curva empieza a bajar al empezar a producirse la oxidación del alcohol por medio de distintas vías metabólicas.

Sólo puede disminuir entre 100 y 150 miligramos a la hora. Para que la alcoholemia baje a cero son necesarias varias horas y que no se haya producido ninguna nueva ingesta.

La alcoholemia se mide en gramos de alcohol por cada litro de sangre (g/l) o su equivalente en aire espirado. Aunque dos personas beban la misma cantidad de alcohol es muy poco probable que alcancen la misma tasa de alcoholemia o que lo hagan en el mismo momento. Incluso si es una misma persona la que toma alcohol en dos días distintos, la tasa de alcoholemia que alcance también puede variar.

La absorción del alcohol depende directamente de la velocidad a la que bebas. Cuanto más rápido tomes la bebida, mayor será la velocidad de absorción y la cantidad total de alcohol que pase a la sangre. Por ello, es recomendable que bebas pausadamente y que separes en el tiempo las bebidas que vayas a consumir.

También es bueno intercalar alguna bebida no alcohólica entre dos bebidas alcohólicas. La absorción del alcohol es más lenta en bebidas fermentadas (como la cerveza o el vino) que en las destiladas (como la ginebra, el ron o el whisky). Además, el alcohol tomado junto a bebidas gaseosas (como la tónica o ciertas bebidas de cola) o tomada caliente puede favorecer la rapidez de aparición de la alcoholemia.

La rapidez de absorción del alcohol depende de la cantidad que llegue al intestino delgado, por lo que la presencia de alimentos en el estómago es una variable muy importante. Cuando el tubo digestivo está vacío, la cantidad de alcohol que pasa a la sangre es mayor y lo hace de forma más rápida. Por ello, no es nada recomendable consumir alcohol sin haber comido nada. La distribución y concentración del alcohol es diferente en una persona gruesa que en una persona de menos peso.

Con lo cual, una persona delgada puede obtener una mayor tasa de alcoholemia con la misma cantidad de alcohol ingerido que una persona gruesa.

¿Qué es a curva de alcoholemia?

La curva de alcoholemia es la representación gráfica de la cantidad de alcohol en sangre a lo largo del tiempo tras la ingesta alcohólica. El alcohol puede empezar a detectarse en la sangre a los 5 minutos de haberlo ingerido y alcanza su máximo nivel entre los 30 y 90 minutos siguientes. Esta fase de ascenso de la alcoholemia se denomina fase ascendente A partir de este momento, y tras un corto periodo de estabilidad meseta comienza a desaparecer lentamente de la sangre, fase descendente, hasta su completa eliminación.

La concentración de alcohol en la sangre dependerá de todas las variables que enunciamos en nuestro post anterior al hablar de la alcoholemia, y por tanto será distinta en diversos sujetos y en condiciones distintas.

Fue Widmark químico sueco quien en 1932 enuncia que el metabolismo del alcohol transcurre orgánicamente a una velocidad constante, pero lenta. Para poder averiguar el grado de alcohol que tenemos, en la sangre ideo una fórmula con la que fue posible poder saber la cantidad de alcohol en la sangre y seguir su evolución. Es por eso por lo que la curva de alcoholemia también se denomina curva de Widmark.

Esta es la fórmula

Donde:

  • ces la concentración de alcohol en la sangre
  • Aes la masa (cantidad) de alcohol ingerida en g
  • res el factor de distribución del individuo
    • varones: 0,68 a 0,70
    • mujeres o varones jóvenes: 0,55 a 0,60
    • lactantes o niños pequeños: 0,75 a 0,80

m es la masa de la persona en kg (kilogramos.

En España la ley no permite la conducción de vehículos sii la «tasa de alcoholemia» supera los 0,5 gramos por litro en sangre (o 0,25 mg/L de aire espirado)

En los casos de conductores con menos de 2 años de carné o los profesionales, en los que la cifra es de 0,3 g/L de alcohol en sangre, que equivale a 0,15 mg/L en aire. Por encima de estas cifras, se aplican las sanciones correspondientes en el llamado carnet por puntos que prevé la retirada de 4 puntos; o 6 puntos si superan el doble del valor límite, o, incluso, penas de cárcel.

curva de alcohol

¿Qué es la Pérdida de control?

La pérdida de control frente al alcohol, es la incapacidad de parar una vez que se empieza a beber. Se suele explicar con la expresión de “cuando se me calienta la boca no soy capaz de parar “ y lamentablemente las consecuencias suelen ser bastante problemáticas .

En 1952 Jellinek, autor del que volveremos a hablar con una cierta frecuencia, decía para hablar de la pérdida de control que cualquier cantidad de alcohol establece en el bebedor una reacción interna en el que éste siente como una necesidad física de alcohol. El bebedor pierde la capacidad de controlar la cantidad una vez que ha comenzado a beber, pero puede controlar si beberá o no en una situación determinada.

Glatt, en 1976 la definia como la imprevisibilidad que sobreviene cuando el alcohólico se pone en contacto con el alcohol. El bebedor nunca puede estar seguro de que va a dejar de beber  una vez que ha comenzado.

Para el doctor Gabriel Rubio La dificultad de conceptualización de la “pérdida de control” se ha producido por el escaso interés en el estudio del “deseo” ocurrido durante las últimas décadas. Ya que el acento terapéutico se ponía más en la consecución de la abstinencia que en el afrontamiento del deseo. El desarrollo de las teorías biológicas y cognitivistas de la dependencia ha propiciado el estudio del deseo y el establecimiento de la equiparación entre el denominado fenómeno de la “pérdida de control” con el “priming”.

Actualmente se prefiere hablar de deficiencia de control que sería la dificultad de controlar cuándo y cuánto se bebe.

El fracaso total de controlar la ingesta se adquiere poco a poco y aparece siempre antes o después el sujeto alcohólico-dependientes.

 

¿Qué es el Síndrome de Abstinencia Alcohólica?

Conjunto de alteraciones que aparecen al cesar o disminuir el consumo de alcohol en un sujeto previamente alcoholizado.

El síndrome de abstinencia de alcohol afecta a las personas con consumo crónico de alcohol que lo disminuyen o lo suspenden completamente. En estas personas, el cerebro se ha acostumbrado a un nivel basal de alcohol que tiene un efecto depresor y, cuando se reduce, el sistema nervioso central sufre una híper excitación, lo cual causa un cuadro clínico característico.

Las primeras horas de la mañana son las más significativas, donde el sujeto se da cuenta de que si no bebe no puede funcionar, después a lo largo del día sigue consumiendo con lo que el sujeto ya no tiene que beber para aliviar la abstinencia ya que ha ido alcanzando y manteniendo su nivel de alcoholemia, no permitiendo que aparezca el SAA.

 Las personas dependientes del alcohol presentan numerosos periodos de abstinencia durante sus vidas debido al consumo-suspensión,

El SAA se inicia a las 5-10 horas, con un máximo a los 2-3 días cediendo en una semana en los casos más graves.

                Las complicaciones más graves del síndrome de abstinencia son :

  • El Delirium Tremens (Es un síndrome grave, potencialmente letal, que ocurre en aproximadamente el 5% de los pacientes que siendo alcohólicos incurren en abstinencia súbita de alcohol. se caracteriza por presentar componentes neuro psiquiátricos como el temblor, alucinaciones, confusión, agitación y signos de hiperactividad autonómica, tales como midriasis, diaforesis, taquicardia y taquipnea.)
  • La alucinosis alcohólica.- Es una percepción de un objeto o fenómeno que no está presente en el momento de la vivencia. Las falsas percepciones suelen ser de animales amenazantes, con una sensación terrorífica y actitudes defensivas, es frecuente que las personas afectadas creen observar arañas u hormigas, que les invaden y ponen en peligro sus vidas. En este cuadro las alucinaciones más frecuentes son de carácter auditivo. Lo que supone una excepción dentro de los cuadros orgánicos donde son predominantemente visuales .

Cursa sobre un nivel de conciencia buena y sin signos físicos de abstinencia

¿Qué es la tolerancia? ¿Cuál es el incremento de la tolerancia?

La administración repetida de alcohol induce cambios adaptativos de tipo metabólico (tolerancia, farmacocinética) y neuronal (tolerancia farmacodinámica) que se traduce en un incremento de la tolerancia y ésta se caracteriza por la necesidad de ingerir cantidades marcadamente crecientes de alcohol para conseguir los mismos efectos , como resultado de una disminución de la respuesta cerebral a una cantidad de alcohol que antes resultaba eficaz.

La tolerancia no aumenta indefinidamente y tras un largo tiempo de consumo la función hepática está comprometida y ocurre lo contrario que al principio. Los sujetos que habían ido aumentando su tolerancia ( aguantaban cada vez más cantidad de alcohol sin notar sus efectos), como consecuencia del desgaste hepático no pueden metabolizar bien el alcohol y con muy poca cantidad de alcohol llegan a notar grandes efectos.

¿Qué es el craving?

Nos referimos con éste término inglés de difícil traducción, al impulso imperioso de consumir alcohol con el deseo subjetivo de volver a experimentar sus efectos.

El craving presupone una reacción aprendida, primero a través de la experiencia gratificante del consumo y después como fruto de la necesidad de evitar el síndrome de abstinencia.

Aunque la investigación sobre éste constructo continua de forma muy intensa, sus manifestaciones autonómicas y emocionales se relacionan con estructuras subcorticales y límbicas y las cognitivo-conductuales con estructuras corticales.

El craving puede desencadenarse:

  • Como respuesta a la aparición de síntomas de abstinencia
  • Como respuesta a la falta de placer
  • Como respuesta condicionada a señales asociadas (personas, lugares o sentimientos asociados a la bebida)
  • Como respuesta a deseos hedónicos ( ganas de celebrar algo…)

El craving es clave en la dependencia alcohólica y debe ser tenido muy en cuenta en el tratamiento para evitar recaídas.

¿Es necesario beber bebidas de alta graduación para llegar a ser alcohólico?

No. El alcohólico es la persona que no puede controlar el consumo de alcohol, aunque el hecho de beber le traiga problemas, independientemente de la graduación de la bebida. Hay personas que pueden tener problemas con el alcohol aunque sólo tomen cerveza o vino que son bebidas de baja graduación alcohólica.

Lo que realmente son la cantidad de alcohol ingerido, el porqué se bebe y las consecuencias de la bebida en una persona que puede ser muy diferente aún con el mismo consumo al de otra dependiendo de la vulnerabilidad que presente.

Muchos bebedores ni siquiera consideran que el beber cerveza o vino sea estar bebiendo. Creen que sólo las bebidas destiladas pueden causar problemas aunque esto sea completamente falso.

¿Cómo calcular el número de bebidas estándar que bebemos?

Para descubrir cuanto alcohol consume, recuerde que 10 g de alcohol equivalen a 12, 7 ml de alcohol.

Así podrá calcular el número exacto de unidades de bebida estándar (10g del alcohol)

que contiene su copa o su botella, aplicando el cálculo siguiente:

(VOLUMEN de su bebida X % de ALCOHOL (concentración)/1270

Ejemplos: Un vaso de vino de (100 x 13)/1270 = 1 unidad de bebida estándar 100ml (13% vol.)

Una copa de licor (50 x 40)/1270 = 1,6 unidades de bebida estándar Doble (50ml, 40%vol.)

¿Estoy bebiendo yo demasiado?

Muchas personas beben demasiado. ¿Cree que podría ser una de ellas? Un buen punto de partida para saberlo consiste en responder a estas preguntas y hacer el cálculo siguiente, para saber cuánto bebe habitualmente. Sea honesto consigo mismo para obtener una imagen precisa de cuanto bebe. Solo así podrá saber si su salud está en riesgo.

  • De media, ¿cuantos días a la semana consume alguna bebida con alcohol?
  • En un día típico en el que consume alcohol, ¿cuantas bebida toma?
  • Días a la semana x bebidas por día = consumo semanal

¿Qué es beber demasiado?

¿Crees que quizá este bebiendo demasiado? Si ha calculado su consumo semanal , ya tiene una idea de cuánto alcohol consume durante una semana. Pero ¿esta su consumo de alcohol en un nivel peligroso? La organización Mundial de la Salud ha definido los niveles de riesgo relacionados con la bebida midiéndolo en gramos del alcohol consumidos al día. Esta cantidad difiere de mujeres a hombres, ya que grado de tolerancia al alcohol es distinto. Por ejemplo, las mujeres tienen una mayor proporción de grasa con respecto al tejido muscular y una menor cantidad de deshidrogenasa, una enzima que metaboliza o descompone el alcohol. Por eso en general no pueden metabolizar el alcohol con la misma facilidad que los hombres. También es importante recordar que conforme envejecemos los riesgos para la salud debidos al alcohol aumentan, a medida que el cuerpo va perdiendo la capacidad de metabolizarlo.

CATEGORÍAS DE RIESGO DE CONSUMO DE ALCOHOL RIESGO
Consumo de riesgo bajo Mujeres: 0-20 g/día o <14 unidades de bebida estándar por semana Hombres: 0-40/día o <28 unidades de bebida estándar por semana Nivel de consumo sin riesgo Beber en estas cantidades no requiere adoptar ninguna medida contra el alcohol; basta con que sea consciente de que es fácil ascender a las otras categorías de riesgo superior sin darse cuenta
Consumo de riesgo medio Mujeres: 20-40 g/día o <14-28 unidades de bebida estándar por semana Hombres: 40-60/día o <28-42 unidades de bebida estándar por semana Nivel de consumo con riesgo Con este consumo de alcohol ya corre el riesgo de dañar su salud, aunque quizás aún no sea consciente de ello. Cuanto más beba, mayor será el riesgo de que eso perjudique su salud, su trabajo y sus relaciones sociales
Consumo de riesgo alto Mujeres: 40 g/día o <28 unidades de bebida estándar por semana Hombres: 60/día o <42 unidades de bebida estándar por semana Nivel de consumo perjudicial Se está causando un grave daño a si mismo y quizá también a los demás. Le recomendamos estrictamente que reduzca su consumo enseguida. Vale la pena que consulte a un médico para que le ayude

Está claro que la mejor categoría a la que pertenecer quienes bebemos es la de riesgo bajo, pero recuerde siempre que aun estando en ella, unas pocas copas de más pueden ser demasiadas. Dos copas siguen siendo demasiadas si tiene que conducir, manejar maquinaria, nadar, correr o hacer cualquier otro tipo de esfuerzo físico, o o si padece cualquier afección que se empeore con la bebida, como la diabetes. Recuerde además, si es mujer y está embarazada, que es recomendable que no beba.

¿Cómo afecta la bebida a su salud?

Tal vez usted no sea consciente de ello, pero el alcohol es uno de los peores factores de riesgo para la salud y una causa de muerte prematura por enfermedades crónicas y de riesgo mortal que son consecuencias de un consumo excesivo de alcohol no se limitan únicamente a los grande bebedores. Beber más de lo que se recomienda como máximo diario eleva el riesgo de sufrir una enfermedad grave.

El alcohol es toxico y afecta a todas las partes del organismo. De hecho, el alcohol desempeña un papel importante en más de 60 enfermedades distintas. Así que cuanto más beba, mayor será su riesgo.

Entre las enfermedades más graves en las que un consumo de alcohol superior a los límites recomendados resulta perjudicial, figuran las siguientes:

CANCER

  • Típicamente de boca, garganta e hígado. También de estómago, colon y recto. En las mujeres aumenta el riesgo de cáncer de mama.

ENFERMEDADES HEPATICAS

  • Cirrosis hepática y pancreatitis

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

  • Hipertensión e ictus

DIABETES MELLITUS TIPO 2

EPILEPSIA

ENFERMEDADES MENTALES

  • Depresión, trastornos cognitivos y demencia

ABORTO ESPONTANEO

¿Ha pensado alguna vez que la cantidad de alcohol que beba pueda incrementar el riesgo de que sufra usted una enfermedad grave y acortar su vida significativamente? Si aún no lo ha pensado, sería conveniente que empezara hacerlo y tomara medidas. Convendría que consultase con el medico su nivel de consumo de alcohol y los riesgos conlleva.

¿Cómo afecta el alcohol a su comportamiento y a quienes le rodean?

Los efectos de la bebida sobre la salud no son los únicos que deberían preocuparle. El alcohol puede ponerle en peligro o en situaciones comprometidas, a usted y a los demás, porque altera su percepción del entorno, su capacidad de juicio y su comportamiento, lo que siempre puede tener consecuencias desagradables.

Aunque quizás al principio el alcohol haga que se sienta relajado y a gusto, también puede lograr todo lo contrario si bebe demasiado, porque el alcohol puede tener un efecto depresivo que altere su estado de ánimo y su comportamiento. Por ejemplo puede volverle más indolente o, al contrario, más agresivo.

¿Reconoce algo de todo esto? Si es así, piense sobre cómo afecta ese comportamiento suyo a la gente que le rodea, por ejemplo a su pareja, a sus hijos, a sus amigos y a sus compañeros de trabajo.

EN CASA
Convivir con alguien que tiene un estado de ánimo y un comportamiento inestable a causa del alcohol altera claramente y de diversas formas el ambiente y la sensación de seguridad en el hogar. El alcohol es un factor fundamental en situaciones de violencia doméstica. En general, el riesgo de que una relación se rompa o acabe en divorcio aumenta en la misma medida en que aumenta el consumo regular de alcohol. Es frecuente que en un entorno familiar así, los más perjudicados sean los niños. Son desatendidos o maltratados, e incluso sufren abusos sexuales, o se les carga con responsabilidades que superan sus las propias de su edad. También sienten preocupación por el bienestar y el comportamiento de sus padres. Y no hay que olvidar que los niños aprenden de los padres.

EN LA SOCIEDAD
¿Alguna vez se ha puesto a conducir tras haber bebido demasiado, o se ha comportado como no debería por culpa del alcohol? El alcohol tiene un papel importantísimo en las lesiones causadas por agresiones y en los accidentes. Piense en lo fácil que es que alguien se emborrache, se siente al volante y convierta un plácido paseo en una tragedia para sí mismo o para los demás.

EN EL TRABAJO
El consumo regular del alcohol en exceso puede hacer que en el trabajo se sienta cansado, con resaca, incómodo, ansioso o deprimido, lo que influirá negativamente en su rendimiento. Además, quizá falte al trabajo más a menudo que sus compañeros; esto, sumado a los anterior, hará que aumente la presión sobre sus compañeros, así como las probabilidades de perder su empleo.

EN SU CUENTA BANCARIA
El vino, la cerveza, los licores y las bebidas alcohólicas en general se llevarán, una buena parte de su presupuesto, sobre todo si su consumo es elevado. ¿Ha pensado cuánto dinero se gasta en alcohol casa mes?

¿Quién controla, el alcohol o usted?

Quizá se haya dado cuenta de que su consumo de alcohol es demasiado elevado. Y quizá esto le sorprenda porque su consumo ha ido creciendo paulatinamente sin que usted lo haya advertido. También podría suceder que se esté dando cuenta de que el alcohol controla cada vez más todas las facetas de su vida, lo que significa que corre un serio riesgo de acabar siendo alcohólico. Una característica fundamental de la dependencia del alcohol es el deseo irrefrenable de consumirlo y la dificultad para controlar ese consumo aun conociendo sus consecuencias perjudiciales.

Hay quien cree que el hecho de beber demasiado sin poder refrenarse no es más que una cuestión de falta de voluntad. Sin embargo, si pregunta a cualquier médico le dirá que no es así, que hoy en día la dependencia del alcohol puede afectar a cualquier persona, por muy buenas que sean sus intenciones y por mucha fuerza de carácter que tenga.

Es decir, la dependencia del alcohol no es cuestión de debilidad de carácter. La pregunta entonces sería: ¿por qué algunas personas pueden beber con moderación y otras no pueden dejar de beber? La respuesta a esto se halla en la química del cerebro, donde el consumo continuo e intensivo de alcohol puede provocar cambios en el sistema de motivación cerebral. El sistema de motivación del cerebro nos guía en nuestra vida cotidiana, haciendo que busquemos las cosas que necesitamos y deseamos y evitemos las que podrían ser peligrosas o desagradables.

El alcohol afecta a la parte del sistema motivacional del cerebro que regula las emociones, la memoria y la sensación de recompensa. Si hacemos algo que nos gusta, esa parte nos dice:

Esa parte genera señales de que nos obligan a seguir bebiendo, porque refuerza los beneficios del consumo de alcohol. Esto sucede porque el alcohol aumenta la secreción de dopamina, una molécula con un papel fundamental en el refuerzo de la conducta. Por eso el propio alcohol contribuye a reforzar la señalización de que un determinado estímulo es placentero e importante. Y así es como el alcohol contribuye a reforzar las señales a “seguir” que impulsan su consumo continuado.

Al final, la señal de puede ser tan poderosa como para llegar a considerar el alcohol tan imprescindible como la comida. Existe otra parte del sistema motivacional del cerebro que controla nuestra toma decisiones evaluando las consecuencias de nuestros actos. Es la parte del cerebro que nos dice :

Esto crea una señal se y desencadenan un comportamiento como respuesta a la ponderación de las consecuencias frente a los beneficios posibles de una acción. En este caso la respuesta conductual viene determinada por el equilibrio entre los beneficios que obtenemos de la bebida y las consecuencias negativas de beber continuamente.

¿Qué son los marcadores biológicos del alcoholismo?

El término marcador biológico del alcoholismo tiene el mismo significado que el de indicador de consumo de alcohol. Se utilizan para la detección precoz, para la confirmación diagnóstica y para el seguimiento durante el tratamiento. Dentro de los marcadores pueden distinguirse:

  • Marcadores de rasgo: Muestran la susceptibilidad hacia el alcoholismo, pues van asociados a factores etiológicos o de alto riesgo. Se mantienen estables durante toda la vida.
  • Marcadores de estado. Son los que indican los cambios producidos por el consumo de alcohol y sus consecuencias patológicas .Sólo suelen estar presentes durante la enfermedad aguda. Los más utilizados son el VCM eritrocitario, La GGT, Transaminasas, CDT, Los marcadores biológicos deben estar asociados siempre a la entrevista del paciente y sus familiares y a los cuestionarios de evaluación y screening.

¿Por qué algunas personas se vuelven dependientes del alcohol y otras no?

A algunas personas les resulta muy fácil decir al alcohol y a otras no tanto ¿por qué ocurre esto? La respuesta no es sencilla, porque no la determina un solo factor y va depender de la vulnerabilidad de cada persona hacia el alcohol.

En un primer momento el alcohol influye en cualquier persona que beba. Sin embargo, las personas más vulnerables, corren un mayor riesgo de que su consumo continuado durante un período prolongado le provoque cambios en el sistema motivacional del cerebro y se vuelvan dependientes del alcohol.

Por tanto para contestar a nuestra primera pregunta tendremos que contestarnos de que depende la vulnerabilidad hacia el alcohol.

¿Por qué unas personas son más vulnerables que otras? Existen distintos factores de riesgo que determinan la vulnerabilidad. Cuantos más factores se den en una persona tanto más fácil es que se vuelva alcohólica.

¿Cuáles son los factores de riesgo que intervienen en la vulnerabilidad del alcoholismo?

Los factores que influyen en la vulnerabilidad del alcoholismo son muy numerosos y diversos, algunos conocidos y otros desconocidos, pero podríamos resumirlos en dos grandes núcleos, Biológicos y Ambientales y por supuesto están siempre interactuando entre ellos.

Entre los más frecuentes podríamos destacar:

  • Los factores genéticos, incluidos el sexo y la etnia, determinan entre el 50 y el 70 % de su vulnerabilidad a la dependencia de alcohol. Si nos fijamos en las personas que nos rodean es fácil apreciar que en casi todas las familias, si nos referimos a la familia extensa, hay algún miembro con algún problema de alcohol pero en  algunas familias hay muchos miembros con problemas de alcohol.
  • Cuanto más se expone uno alcohol y cuanto mayor es la aceptación de la bebida  de los que nos rodean, más probable es que se termine un consumo de alcohol peligroso. La influencia puede venir de cualquier ámbito de la sociedad : del hogar, del trabajo, de la escuela, de los compañeros, del vecindario…. Por eso es bueno reflexionar sobre si las condiciones que nos rodean influyen sobre la cantidad de alcohol que bebemos
  • La bebida puede conducir a la dependencia del alcohol a cualquier edad , pero cuanto antes se empiece a beber , más probable es que se siga bebiendo hasta alcanzar niveles de consumo más serios y peligrosos

 

¿Es el alcohólico una persona que presenta mal aspecto físico y está casi siempre borracho?

No. Esto no es cierto. Existen muchos estereotipos sociales en cuanto a lo que es un alcohólico y su aspecto. Con frecuencia asociamos la palabra alcohólico a la del sin techo con una gran dependencia alcohólica que va sucio y desarrapado y efectivamente puede haber muchas personas dependientes y/o enfermos mentales entre los que viven en la calle.

La embriaguez tampoco puede identificarse con un alcoholismo al tratarse de una intoxicación aguda que puede ser puntual. La mayor parte de los alcohólicos presentan un aspecto completamente normal y no tenemos por qué verlos embriagados. Muchos de ellos pueden ser personas de éxito en cualquier profesión. El buen aspecto y el éxito profesional no es incompatible con presentar un problema importante con el alcohol.

¿Qué es el binge drinking (BD) o episodio de consumo intensivo de alcohol (CIA)?

ATRACONES DE ALCOHOL

Tradicionalmente este concepto ha hecho referencia a un patrón de consumo intensivo de alcohol en un corto período de tiempo, que interfiere de forma significativa en la vida de la persona. el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA) redefinió el término CIA tomando en consideración el nivel de concentración de alcohol en sangre. Así, CIA implica un patrón de consumo de alcohol que eleva el nivel en sangre al menos al 0,08 g/L. En adultos, esto equivale a 5 ó más bebidas para hombres y 4 ó más bebidas para mujeres consumidas en aproximadamente dos horas. De esta manera el NIAAA tiene en cuenta la variable duración (dos horas) en la definición de CIA.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria en su revista Famiped define el “binge drinking” añade también que además de realizarse en unas horas, se realiza con el fin de “colocarse” y es característica de los adolescentes en botellonas y pub”. Es por tanto, el consumo excesivo de alcohol (por encima de 0,8 de alcoholemia) , que se produce en unas horas, con la intención de “colocarse” y que en el caso de los adolescentes produce serios daños neuropsicológicos.

¿Qué es La encefalopatía Wernicke-Korsakoff?

La encefalopatía Wernicke-Korsakoff es una enfermedad provocada por la carencia de tiamina, cuya causa principal es el alcoholismo crónico, a pesar de que pueden producirlo deficiencias vitamínicas secundarias a otras causas.

Se caracteriza por la triada clínica de oftalmoplejia, (Es la parálisis de uno o más músculos oculares.) confusión (Es la incapacidad para pensar de manera tan clara y rápida como uno normalmente lo hace.

Usted puede sentirse desorientado y tener dificultad para prestar atención, recordar y tomar decisiones) y ataxia(descoordinación en el movimiento del cuerpo).

La encefalopatía de Wernicke aparece en el enfermo alcohólico cuando sufre un proceso intercurrente como una infección, un desorden metabólico o en el transcurso de abstinencia o intoxicación con alcohol.

Siempre que un paciente alcohólico presente un síndrome confusional debe diagnosticarse ésta posible encefalopatía porque tiene un tratamiento claro que de no hacerse puede convertirse en un problema irreversible.

¿Qué camino sigue el alcohol en nuestro organismo?

Desde que consumimos una bebida alcohólica hasta que se elimina completamente de nuestro organismo, el etanol recorre nuestro organismo en cuatro etapas básicas.

El alcohol pasa por el tubo digestivo hasta llegar al estómago donde se absorbe el 20 % de lo ingerido. En pocos minutos puede pasar el alcohol a la sangre desde el estómago y llega al cerebro.

Luego en el intestino se completa la absorción y continúa pasando a la sangre en su mayor parte desde el intestino delgado, distribuyéndose a través de ella por todo el cuerpo.

Desde la sangre se distribuye a todas las células de nuestro organismo, absorbiéndose en proporción al contenido de agua que poseen.

El tiempo empleado en pasar a la sangre es de unos 5 minutos, pero las mayores concentraciones se producen entres los 30 y 90 minutos. 30 minutos con el estómago vacío y entre una hora y hora y media con el estómago lleno. La asimilación es más rápida a mayor graduación alcohólica. Las bebidas gaseosas también favorecen la absorción.

En el hígado se va metabolizando el alcohol de una manera constante ( la metabolización es un proceso de transformación, mediante cambios bioquímicos, de las sustancias ingeridas en otros compuestos asimilables por nuestro organismo. La oxidación es el principal de estos procesos )

Los riñones recolectan las sustancias resultantes filtrándolas y enviándolas a la vejiga desde donde a través de la orina es eliminada aunque una mínima parte también se elimina sin metabolizarse por la exhalación y la transpiración. También pueden excretarse por las lágrimas y la leche materna.

¿Qué es el Hígado graso?

El hígado graso o esteatosis hepática, es el problema, con el que nos encontramos más frecuentemente. asociado al consumo excesivo de alcohol. Se produce por el cambio, en el metabolismo de los lípidos, ocasionados por el alcohol y se caracteriza por el depósito de grasa en los hepatocitos. La esteatosis hepática puede ser asintomática y se manifiesta sólo por un aumento del tamaño del hígado que se presenta blando e indoloro. La esteatosis hepática disminuye claramente con la abstinencia.

Con frecuencia aparece elevada la GGT (gammaglutamiltranspeptidasa) y un ligero aumento de las transaminasas y aparece un aumento del colesterol y los triglicéridos y también se puede alterar la bilirrubina y el tiempo de protrombina. En la ecografía abdominal aparece un hígado aumentado de tamaño y brillante. Con frecuencia es una enfermedad reversible con la abstinencia pero en algunas ocasiones puede presentarse con manifestaciones de insuficiencia hepática grave y encefalopatía hepática.

¿Qué es la hepatitis alcohólica?

La hepatitis alcohólica se caracteriza por la existencia de áreas de necrosis celular, es decir de áreas de células muertas, en el hígado. En estas zonas, las células del hígado, hepatocitos aparecen grandes y en su citoplasma aparecen unas fibrillas de naturaleza proteica que reciben el nombre de hialina alcohólica y que aparecen también en la esteatosis hepática, la fibrososis y la cirrosis.

Se produce en alcohólicos que han aumentado su bebida una temporada y los síntomas que aparecen son anorexia,(pérdida de apetito), náuseas y vómitos seguido a los pocos días de dolor abdominal y con una analítica alterada ( elevación de transaminasas, GGT bilirrubina, fosfatasa alcalina, aumento de leucocitos , disminución de trombocitos) Aunque esto es lo más frecuente la clínica puede ser muy variable y va desde la no presencia de síntomas a poder fallecer por una insuficiencia hepatocelular grave.

La hepatitis alcohólica puede ser aguda ( es la que hemos descrito) o crónica que es muy parecida a una hepatitis de origen viral y que sólo se puede diagnosticar con una biopsia.

¿Debe pedir ayuda la familia de un alcohólico?

La familia de un alcohólico debe pedir ayuda por varios motivos. En primer lugar porque los familiares directos del enfermo alcohólico, también suelen estar afectados de diversas maneras. A veces presentan el fenómeno de la codependencia del que hablaremos en otras ocasiones.

De todas formas ,aún cuando esto no ocurra, la tensión continua durante mucho tiempo, provocadas por las conductas imprevisibles del alcohólico crean una situación de ansiedad y de estrés que suele pasar factura y por tanto las personas que lo sufren deben ser ayudadas y apoyadas. Además si los familiares son ayudados es muy posible, que esta ayuda sirva no sólo para el alivio de los propios familiares sino también para facilitar que el alcohólico también acabe pidiéndola y comience de esa manera su recuperación.

¿El alcoholismo es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres?

Hace 20 años la proporción de alcoholismo entre hombres y mujeres en el mundo occidental era de 10 a 1.

Progresivamente esta proporción va cambiando y ahora se encuentra en 7 a 3 a favor todavía  del hombre.

En los últimos estudios realizados entre la población joven y adolescente se va constando que el consumo se va igualando entre hombres y mujeres.

Estos cambios se deben a varios factores: 

  • La incorporación de la mujer al mundo laboral
  • La imitación de esta de patrones de conducta masculinos
  • La ruptura de tabúes de género
  • La publicidad de las multinacionales del alcohol que tratan de igualar el consumo entre el hombre y la mujer

¿Qué es una adicción?

adiccion slider
La adicción es una enfermedad común, grave y tratable, cuya característica principal es la pérdida de la libertad sobre el uso de una sustancia, de una conducta o de una relación. La adicción produce una incapacidad de controlar dicha conducta recurrente a buscar una recompensa a través del uso de una sustancia o de una conducta.

La persona que padece una adicción se resiste, a pesar de las dificultades ( físicas psicológicas o sociales) que le produce la conducta adictiva, a abandonar el consumo de la sustancia o de la conducta de la que depende . La palabra adicción que proviene de la palabra latina addictus , con la que se designaba al deudor insolvente que por falta de pago era entregado como esclavo a su acreedor, se refiere por tanto a la falta de libertad que se produce en la adicción La adicción se caracteriza por:

  • Por ser un Trastorno crónico y recurrente
  • Existir una afectación cerebral en el sistema de recompensa
  • Producirse una búsqueda compulsiva de la sustancia o conducta a la que se es adicto
  • Dificultad para la abstinencia

¿Qué es la patología dual en alcoholismo?

Hablamos de patología dual cuando concurren uno o varios trastornos psiquiátricos, asociados a la patología adictiva. El paciente alcohólico, suele tener asociado un abuso o dependencia a otras sustancias, y además puede presentar con frecuencia una patología psiquiátrica severa. No nos referimos al síndrome de ansiedad y o depresión que aparecen en la mayoría de los alcohólicos y que desaparece con la abstinencia sino a enfermedades propiamente dichas que se unen al alcoholismo sin ser una consecuencia de él. Los más frecuentes son:

  • Esquizofrenia 3,8 %
  • Trastornos afectivos 13.4 %
  • Trastorno de ansiedad 19.4 %
  • Trastorno de personalidad antisocial 14.3 %

Es muy importante por ello tratar los dos trastornos a la vez, porque si sólo abordamos el alcoholismo sin tener en cuenta la otra enfermedad no llegaremos a obtener unos resultados adecuados y el pronóstico será muy malo.

¿Qué es la Poli neuropatía alcohólica?

Se trata una afectación de los nervios periféricos debida a la toxicidad del alcohol y a problemas nutricionales , especialmente a la falta de vitaminas del complejo B.

Los síntomas que aparecen lenta y progresivamente suelen comenzar por las extremidades inferiores y aparece dolor, parestesias (sensación de hormigueo adormecimiento, acorchamiento ) y debilidad.

En los casos extremos puede llegar a la atrofia muscular . Otros síntomas que pueden aparecer son Problemas de erección ( impotencia) o problemas de incontinencia al orinar (goteo de la orina), sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga o dificultad para empezar a orinar.

El tratamiento consiste en abstinencia de las bebidas alcohólicas, vitaminas del complejo B y mejora de la nutrición.

¿Tengo problemas con la bebida?

En muy poco tiempo contestando a estas 7 preguntas podemos tener una idea de si tenemos problema con las bebidas. Si fuera así deberíamos de pedir ayuda . Escala breve de beber (test de EBBA) Contestar Sí o No a cada una de las 7 preguntas. 

  1. ¿Han habido entre Usted y su pareja problemas como consecuencia del consumo del alcohol?
  2. ¿Han perdido amigos a causa del consumo del alcohol?
  3. ¿Siente ganas de disminuir lo que toma?
  4. ¿Hay ocasiones que sin darse cuenta termina tomando más de lo que piensa?
  5. ¿Ha tenido ganas de tomar alcohol por las mañanas?
  6. ¿Le ha ocurrido que después de haber bebido la noche anterior no se acuerde de parte de lo que pasó?
  7. ¿Le molesta que le critiquen por la forma en que toma?
  • 2 o más preguntas positivas = beber anormal
  • Sensibilidad del test: 97%Especificidad del test: 89%

¿Qué es la celotipia alcohólica?

La celotipia alcohólica (alcoholic jealousy) es un tipo de trastorno psicótico crónico inducido por el alcohol caracterizado por delirios en los que el cónyuge o la pareja sexual es infiel.

El delirio se acompaña normalmente de una búsqueda insistente de pruebas de la infidelidad y de acusaciones directas que pueden culminar en peleas violentas. Antiguamente se consideraba una entidad diagnóstica independiente, pero esta categoría ahora es polémica.

Referencias.- Glosario de términos de alcohol y drogas. Editado por Organización Mundial de la Salud en 1994 bajo el título Lexicon of Alcohol and Drug Terms Editado por el ministerio de Sanidad en el 2008

¿Es el alcohol una droga?

1434646681624
Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el alcohol es considerado como una droga, pues cumple con los criterios que definen a una sustancia como tal:

¿Por qué afecta el alcohol a la conducción?

Velocimetro
El alcohol afecta a la conducción porque:

  • Aumenta la impulsividad y eso conlleva asumir mayor riesgo.
  • Aumenta el tiempo de reacción ante cualquier obstáculo o imprevisto.
  • Produce una mayor descoordinación psicomotora y se produce una menor precisión de movimientos.
  • Se produce una confusión perceptiva y se disminuye el campo perceptivo. Bajo los efectos del alcohol la visión panorámica de 180ª que normalmente se tiene cuando se conduce puede disminuir hasta la mitad produciéndose la denominada visión en túnel que impide ver a los vehículos que se encuentran al lado y a los que intentan adelantarnos.
  • Incrementa la fatiga por lo que nos puede llevar a distraernos o dormirnos.
  • Aparece una dificultad para apreciar la velocidad propia y la del coche que viene de frente así como la distancia entre ambos.
  • Empeora la acomodación de los ojos a los cambios de luz y se produce una menor visión de los colores. Por esto el alcohol interviene en las ¾ partes de los accidentes nocturnos y sólo en una ¼ parte de los diurnos.

¿Cómo se produce el alcoholismo?

Todos tenemos experiencia de cómo en nuestro medio, la mayor parte de la población consumen bebidas alcohólicas, iniciándose este consumo, desde edades muy tempranas.

Entre los bebedores ocasionales encontramos grupos diferentes como:

1.- Los que continúan bebiendo de forma ocasional sin haber sufrido ninguna consecuencia.

2.- El grupo de los que han tenido algún problema puntual, como un accidente de tráfico o una pelea, pero que no han desarrollado una dependencia alcohólica

3.- La de los alcohólicos, que son aquellos sujetos que han quedado atrapados por el alcohol como en la tela de una araña

¿Por qué existen estas diferencias? ¿Qué hace que algunos bebedores se conviertan en alcohólicos y otros no?

Todavía no hemos logrado responder a la pregunta de por qué las personas se hacen adictas y adquieren y mantienen una conducta tan desadaptada que les lleva en muchos casos a la autodestrucción.

Para poder entender estas diferencias tendremos que plantearnos que el desarrollo del alcoholismo es un proceso largo, de bastantes años y en los que intervienen muchos factores que se interrelacionan entre sí.

El proceso del alcoholismo

El proceso del alcoholismo

El paso de la abstinencia al uso, inicio del consumo, sigue las mismas leyes que cualquier producto del mercado. Existe una oferta y una demanda y cuando ambas coinciden surge el consumo.

Entre los factores que favorecen la oferta, nos encontramos con que en nuestro país, además de existir una gran sobreproducción, se produce una importación masiva de bebidas alcohólicas

Si a eso unimos el bajo precio de las bebidas alcohólicas en España, la tremenda cantidad de putos de venta y el deficiente control de la oferta entenderemos la facilidad con que las bebidas alcohólicas se ofertan a toda la sociedad de manera permanente.

Esto se produce principalmente porque las bebidas alcohólicas son un producto comercial muy lucrativo

Demanda - Uso - Oferta
La demanda se favorece por algunos de estos factores:

  • Publicidad ( es muy fuerte a pesar de las leyes que la restringen. La publicidad va siempre por delante de la legislación)
  • Presión social ( nuestra cultura hace que en cualquier acontecimiento social se nos ofrezcan bebidas alcohólicas
  • Simbología de las bebidas alcohólicas ( aprovechada por la publicidad )
    • Ser adultos, integrarse, distinguirse…
  • Dificultad para encontrar alternativas (es difícil encontrar espacios de ocio, libres de bebidas alcohólicas)
  • Motivaciones individuales diversas
    • (curiosidad, experimentación evasión….)

Si seguimos adelante en la línea del proceso para llegar a ser alcohólico, nos encontramos que el abuso de alcohol puede ser agudo y crónico.

En el caso del abuso crónico, se produce, cuando se establece un hábito, en el que se repite una conducta, que es el beber de forma abusiva.

¿Y cómo se produce esta conducta?

Si intentamos explicar esta conducta, con cualquier otra, nos encontramos con la complejidad. Ya que:

Es una conducta intervienen al menos los siguientes factores:

  • Factores biológicos
  • Factores psicológicos
  • Motivaciones
  • Necesidades
  • Valores

En la que intervienen principalmente:

Algunos rasgos psicológicos como son:

  • La ansiedad
  • la necesidad de buscar nuevas sensaciones
  • La hiperactividad
  • La inseguridad
  • La timidez

El poder cubrir algunas necesidades emocionales (estas van cambiando con la edad) pero algunas que favorecen este hábito y que aparecen en la adolescencia pero pueden continuar durante toda la vida, serían alguna de la siguientes. Necesidad de aventura (con frecuencia por aburrimiento), necesidad de aliviar angustia y encontrar significado existencial, necesidad de crecimiento, necesidad de aceptación y necesidad de placer.

El alcohol, al menos aparentemente, puede satisfacer algunas de estas necesidades de una forma transitoria pero esta satisfacción favorece el hábito.

Poseer algunos valores muy arraigados en nuestra sociedad pueden facilitar este hábito:

  • Hedonismo
  • Evitar los problemas
  • Satisfacer inmediatamente nuestras necesidades
  • Buscar soluciones mágicas o químicas a los problemas
  • Conseguir la eficacia a cualquier precio
  • Necesidad de competir y consumismo

Conclusión

Una vez llegados a la adquisición del hábito de consumo abusivo estamos en la antesala del alcoholismo y, por supuesto, a estas alturas ya las bebidas alcohólicas pueden habernos causado serios problemas.

A partir de este momento al paso a que se produzca una dependencia alcohólica es muy pequeña y aún en el caso de que esta no se produjera, existen muchas probabilidades de que aparezcan problemas relacionados con el alcohol.

En el próximo post intentaré explicar cómo se produce el paso de la frontera.

Referencias bibliográficas:

  • Francisco, Alonso Fernández:  “El circulo de los alcoholismos y drogodependencias”. Cap. 7 tomo II Fundamentos de la Psiquiatría actual. F. Alonso Fernandez.  Edit Paz Montalvo 3ª edic1977
  • Galán Labaca, I. : “Consumo de alcohol y efectos sobre la salud en la población adulta y juvenil de la Comunidad de Madrid”. Comunidad de Madrid. Servicio de documentación y publicaciones 2004
  • “Guía de Buena Práctica Clínica en Uso y abuso del alcohol.” 2012. 17 Jun. 2016 <http://www.msssi.gob.es/alcoholJovenes/docs/guiaBPCusoabusoAlcohol07.pdf>

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies