Memorias de un alcohólico: Fígaro

Memorias de un alcohólico: Fígaro

Fígaro nos da un punto de vista muy interesante en esta segunda entrega de memorias de un alcohólico.

PASIÓN DE PADRE , AMOR DE HIJO .

Hola!
Soy Fígaro. Soy alcohólico desde no recuerdo cuando.
Todos tenemos un motivo para dejar nuestra adicción , aunque no nos demos cuenta de cuál es.

La mía son mis hijos, yo creí haber perdido el Amor de mis hijos por mi alcoholismo. Y no es así.

Sólo que no veía las señales, las inquietudes que por mi adicción tenían, los sofocones y sinsabores que les producía un Padre alcohólico. Sobrellevar el día a día con alguien que sólo demuestra su amor a la botella es muy duro.
Y ahora lo sé.

Ahora me doy cuenta de que por mucho que te quieran es imposible soportar el alcoholismo de un padre viviéndolo a diario tan de cerca . Su friéndolo a diario a tu lado.

Si un padre tiene pasión por sus hijos, no es menor que el amor que un hijo tiene por su Padre.
Mis hijos se separaron de mi después de innumerables intentos dé apartarme del alcohol.
Pero, han bastado unos pocos meses de abstinencia para que el amor de un hijo por su Padre rebrote, no nace de nuevo, es que había languidecido.

Unos pocos meses de abstinencia para volver a tener a tu lado La Luz de tu vida, que no se había apagado, pero que a ti no te iluminaba porque no la veías .

Unos pocos meses de abstinencia para recuperar lo más importante de tu vida.

Unos pocos meses de abstinencia para para volver a ser feliz y hacerlos felices.
Por muy duro que sea, el premio siempre es mayor que el esfuerzo.

A la pasión de un padre y al amor de un hijo no se le puede imponer una adicción.
Siempre ganará el amor de tus hijos que nunca se fue. Feliz y abstemia vida compañeros.

Fígaro.

 

EL TRIBUTO

Hola.
Soy Fígaro.
Soy alcohólico no recuerdo desde cuando.

Hace unos días, al parecer, porque yo perdí la consciencia, sufrí un ataque epiléptico.
Los Neurólogos del Virgen del Rocío tuvieron que descartar un derrame cerebral, o un tumor cerebral , que hubieran sido invalidantes , ambas cosas, para el resto de mi vida.

Después de practicar un TAC , una Resonancia Magnética y todas las pruebas posibles al alcance de la ciencia, diagnosticaron una epilepsia, cuya única razón posible es la consecuencia de mi incontrolado alcoholismo .

Éste es el tributo que he de pagar de por vida durante el resto de mis días.

Espada de Damocles que se cierne sobre mi cabeza amenazando con repetir el brote en cualquier momento y lugar.

La epilepsia suele debutar a corta edad , sin motivo aparente, o como en mi caso a edad avanzada, como consecuencia, por ejemplo, de un alcoholismo .

Todos le pagamos el tributo a nuestra adicción, pero siempre estamos a tiempo de frenar el deterioro de nuestra salud, ahora que conocemos los riesgos y las consecuencias y contamos con terapeutas de demostrada cualificación y grupos de apoyo de otros adictos .

Os deseo que vuestro tributo sea menor que el mío.
Pero para ello es necesaria una asepsia en nuestros hábitos y una abstinencia continua.
Larga, feliz y abstemia vida a todos Compañeros.

 Fígaro.

 

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies