Los fármacos en el tratamiento del alcoholismo

Los fármacos en el tratamiento del alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad compleja, que se presenta de muchas maneras, y que tiene muchas complicaciones.

Para poder luchar contra esta enfermedad es muy importante el papel de los fármacos. No es la única arma que tenemos en la lucha contra el alcoholismo pero si que es importante tenerlos en cuenta.

El uso de medicamentos debe ir siempre combinado con psicoterapia y grupos de ayuda, Difícilmente, por no decir que imposible, se puede recuperar a un alcohólico sólo con fármacos.

No obstante en algunas fases del tratamiento, y en algunos casos, el uso de fármacos es esencial y si nos lo utilizamos, el alcohólico puede llegar a morir.

Es una locura el plantearse que no son necesarios y que sólo hay que utilizar la psicoterapia y los grupos de ayuda.

 

Los fármacos en el tratamiento del alcoholismo pueden utilizarse:

o A corto plazo:

• Para contrarrestar los efectos físicos del alcohol
• Evitar o paliar el síndrome de abstinencia

o A medio plazo:

• actuar sobre los efectos psíquicos
• Contrarrestar la compulsión
• Disminuir el craving
• Tratar la patología asociada al alcoholismo

Los medicamentos pueden ser necesarios.-

• En intoxicaciones alcohólicas.

Es de todos sabido que una intoxicación aguda de alcohol puede producir un coma alcohólico y llegar a producir la muerte. En estos casos es evidente que se requiere un tratamiento farmacológico y siempre que sea posible a nivel hospitalario.
• En el Síndrome de abstinencia.
Conocemos lo mal que se pasa con los síntomas de abstinencia y como son estos los que en muchas ocasiones impiden continuar con la abstinencia que el alcohólico se propone. En la actualidad se dispone de tratamientos muy experimentados que pueden evitar esta sintomatología

Cuando el síndrome de abstinencia es muy grande, se puede llegar a un Delirium Tremens, que como en el caso de la intoxicación grave, requiere un tratamiento hospitalario, porque también puede producirse la muerte.

Es evidente que en estos casos nadie en su sano juicio duda de la importancia del tratamiento médico y del uso de medicinas.

 

Pero es también importante utilizarlas, cuando son necesarias, en otros momentos del tratamiento del alcoholismo, para ayudar a conseguir los siguientes objetivos:

 

• Tratar las complicaciones médicas producidas por el alcoholismo como Hepatopatías, neuropatías, cardiopatías, vasculopatías, trastornos de la coagulación….

• Tratar las alteraciones psicopatológicas asociadas al alcoholismo.

Estas pueden ser anteriores al alcoholismo e incluso haberlo favorecido, pueden haber coincidido en el tiempo o pueden ser producidas por el propio alcoholismo.

En cualquiera de estos casos debemos tratarlas con psicofármacos si queremos que el alcoholismo tenga un buen pronóstico.

• Para mantener la abstinencia

Evidentemente la medicación no puede por si sola mantener la abstinencia, pero si puede favorecerla y apoyarla de diversos modos

 Suprimiendo el refuerzo conductual que produce la ingesta de alcohol utilizando interdictores para provocar una reacción fisiológica aversiva.

 

Los principales fármacos que actúan de esta manera son:

La apomorfina
El disulfiran (Antabús )
La cianamida cálcica. (Colme)
 Actuando sobre la motivación, el humor y la cognición.
• Tratando las alteraciones psiquiátricas asociadas con psicofármacos
• Disminuyendo la ansiedad , que con frecuencia hace buscar la bebida

 Disminuyendo el deseo de beber y mejorando la pérdida de control frente al alcohol

En este punto es donde más ha avanzado el tratamiento farmacológico en los últimos años y existen algunos fármacos que están dando un resultado excelente cuando se utilizan de la forma adecuada.

Los más importantes de estos fármacos son los siguientes:

Agonistas GABA .- Acamporsato
Agonistas opioides.- Naltrexona
Dopaminergicos.- Tiapride.
Modulador de los sistemas opioides. Namelfeno

Evidentemente todas estas medicaciones pueden y deben ser empleadas de la forma oportuna para conseguir una mejoría en el alcoholismo, pero está claro que deben ir acompañadas siempre, por otras medidas muy importantes como son la psicoterapia y los grupos de auto ayuda.

Por este motivo es muy importante que los profesionales y los grupos de autoayuda estén coordinados por el beneficio de los enfermos alcohólicos y sus familiares.

Referencias Bibliográficas.-

• “Tratamiento farmacológico del alcoholismo” SAN MOLINA L., ARRANZ MARTÍ B. y DUEÑAS HERRERO R.M. Trastornos Adictivos Vol. 2. Núm. 1. Enero 2000

• “Tratamiento farmacológico de la dependencia alcohólica” G. Poncea, M Á. Jiménez-Arrieroa, G. Rubio Trastornos adictivos Vol. 5. Núm. 1. Enero 2003

• “Alcoholismo. Guías clínicas de Socidrogalcohol basadas en la evidencia “ Coord. Josep Guardia Serecigni. 2007

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

2 Comentarios hasta ahora

Miguel Ángel MartinPublicado 11:53 pm - Oct 5, 2016

Por desgracia falta el medicamento ideal ,el que realmente CURA la enfermedad. Cuando hay muchos tratamientos para la misma enfermedad es señal de que no existe el curativo.

    Dr.ReinaPublicado 11:00 am - Oct 6, 2016

    Efectivamente Miguel Ángel. No hay ningún fármaco que cure por completo el alcoholismo. Tampoco hay ningún tratamiento que sirva para todo el mundo.
    Esto mismo ocurre en todas las enfermedades. En el cáncer por ejemplo cada tipo de cáncer requiere un tratamiento distinto y con los distintos tratamientos hay personas que se curan, yo por ejemplo, y otros que no lo consiguen.
    En alcoholismo, la medicación puede ser eficaz en determinados aspectos y ayudar mucho, pero debe ir siempre acompañada de una intervención psicosocial y de la cooperación del alcohólico

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies