Entrevista con Cristina López Quintero

Entrevista con Cristina López Quintero

Desde hace tiempo he venido dirigiendo grupos de familiares de enfermos alcohólicos y he llegado a comprender claramente, la necesidad de ayuda que necesitan los familiares. Dentro de ellos he venido observando, que una parte importante de ellos poseían unas características muy especiales que podrían definirlos como codependientes.

 

Para hablar de un tema tan importante como este, he dialogado con Cristina. Ella es administradora de comunidades en facebook, publica con asiduidad en la página de Familiares, amigos de Alcohólicos y Codependencia emocional.

Conoce los grupos de Al Anon en los que participa asidua mente desde hace muchos años y es aquí donde primero se abordó el tema de la codependencia.

 

La claridad, de lo que escribe, junto a su regularidad en el escribir, y la riqueza de sus escritos me han parecido razones más que suficientes para pedirle que me ayude a aclarar este tema.

 

Cristina me gustaría conocer en primer lugar ─,  ¿cómo llegaste a interesarte tanto por esta materia?

 

-Gracias apreciado doctor, primero que todo quiero agradecerle por tenerme en cuenta para desarrollar este tema considerado como un fenómeno psicopatológico; que hoy por hoy afecta a la mayoría de personas en el mundo de tal manera que si no se trabaja en un programa de apoyo y recuperación puede llegar a límites insospechados ( locura, enfermedades catastróficas, suicidio, asesinato, etc…)

En mi caso, crecí en una familia disfuncional porque mi padre en una época de mi infancia presentó cierto grado de alcoholismo y fue allí donde desarrollé la dependencia emocional. Ya que este tipo de conducta por lo regular es aprendido de nuestros principales cuidadores en la etapa de la infancia.

Ya en la adultez dicha disfuncionalidad me llevó al borde de un accidente cerebro vascular a causa de los conflictos con mi pareja, a partir de ahí fue cuando tomé muy en serio los programas de Doce Pasos para ayudar a los familiares y amigos muy cercanos de alcohólicos Al Anon que ya tenía la suerte de conocer.

Hace poco tiempo, comentabas en una entrada de Facebook, que la definición de Melody Beattie“Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra le afecte (en exceso) y que está obsesionada con controlar y cambiar dicha conducta.” sobre codependencia, era una buena definición.

 

─¿Crees que esta definición es tan completa como para esclarecer en que consiste la codependencia?

-Puedo decirles que este tema es tan extenso y complejo que por ello día tras día alimento con información y literatura aprobada de Al Anon los grupos que manejo en redes sociales:

 

https://www.facebook.com/groups/AlanonColombia2013/

 

https://www.facebook.com/groups/grupoalateen.2014/

 

 

https://www.facebook.com/groups/410249532514020/

 

Utilizando lecturas de meditación y crecimiento personal, los cuales desarrollan los Doce Pasos, las Doce Tradiciones y los Doce Conceptos que promueven los grupos mundiales de apoyo a familiares y amigos de alcohólicos Al‐Anon, y lo complemento con la literatura de CODA ( Grupos de ayuda a Codependientes).

 

Yo complementará dicha definición de esta manera:

 

La dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas (Castelló, 2000).

 

Es una necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra.

 

La codependencia se define como el ciclo de patrones de conducta, y pensamientos disfuncionales, que producen dolor, y que se repiten de manera compulsiva, como respuesta a una relación enferma y alienante, con un adicto activo o en una situación de toxicidad relacional.

 

 

¿Consideras que todos los familiares que se relacionan íntimamente con un alcohólico llegan a ser codependientes?

 

 

Si, estoy segura y no solo es el familiar el que desarrolla la codependencia, también sus amigos màs intimos salen afectados, lo que es peor :

 

Ellos no consideran necesitar ayuda, ni apoyo porque piensan que el realmente afectado es el alcohólico y es quien debe someterse a la ayuda, sin caer en cuenta que aunque el alcohólico cambie y logre su sobriedad ellos seguirán subidos en el carrusel de la codependencia.

 

Uno(el alcohólico) es ebrio físicamente y los otros( sus familiares) son ebrios emocionalmente. El alcohólico necesita lograr su sobriedad física y emocional y sus familiares y amigos deben alcanzar su sobriedad emocional.

 

Al Anon tiene un folleto que se titula:” Alcoholismo: Un carrusel llamado negación” escrita por el Reverendo Joseph L. Kellerman, el cual confirma claramente a ésta pregunta.

 

 

─Tu has participado en muchos grupos de Al Anon.¿ Una persona con experiencia en los grupos puede identificar a un codependiente.?

 

 

-Por supuesto que si, les daré una clara descripción de cómo se identifica el comportamiento de un(a) codependiente en todos los ámbitos de sus vidas: Esta lista de características y patrones de comportamientos Codependientes, puede servir como una herramienta de ayuda para efectuar una auto evaluación:

 

PATRONES DE NEGACIÓN:

 

Tengo dificultad para identificar lo que siento. Minimizo, modifico o niego lo que siento realmente. Me percibo como una persona totalmente desinteresada y dedicada al bienestar de los demás.

 

PATRONES DE BAJA AUTOESTIMA:

 

Tengo dificultad para tomar decisiones. Juzgo duramente todo lo que pienso, digo o hago, como algo que no es “lo suficientemente bueno”. Me siento avergonzado al recibir reconocimiento, elogios o regalos. No le pido a los demás que satisfagan mis necesidades o deseos. Valoro más la aprobación que me dan los demás por mi comportamiento, ideas y sentimientos que la que me doy yo mismo. No me percibo como una persona valiosa o digna de recibir amor.

 

 

PATRONES DE CONFORMIDAD:

 

Actúo en contra de mis valores e integridad para evitar el enojo o el rechazo de otras personas. Soy extremadamente sensible a los sentimientos de los demás y los incorporo como propios. Soy sumamente leal y permanezco en situaciones dañinas demasiado tiempo. Le doy más valor a las opiniones y los sentimientos de los demás que a los míos y frecuentemente temo expresar mis opiniones y sentimientos cuando difieren de los de los demás. Dejo a un lado mis propios intereses y pasatiempos para hacer lo que otros desean hacer. Acepto una relación sexual como un substituto del amor.

 

PATRONES DE CONTROL:

 

Creo que la mayoría de la gente no es capaz de cuidarse a sí misma. Trato de convencer a los demás de lo que deben pensar o sentir. Me resiento cuando los demás no me dejan ayudarlos. Ofrezco consejos y orientación a los demás, sin que se me pida. Me desvivo por hacer regalos y favores a quienes quiero. Utilizo el sexo para ganar aprobación y aceptación. Tengo que sentir que “me necesitan” a fin de tener una relación con los demás

 

─¿Cómo le puede ayudar el grupo a estas personas?

 

 

-Muchos de los que venimos a Al-Anon (Grupos de ayuda para adultos familiares o amigos de alcohólicos)

 

 

Alateen (Grupos de ayuda para chicos de 12 a 18 años familiares o amigos de alcohólicos) nos sentimos desesperados y no podemos creer que exista una posibilidad de cambio.

 

Queremos que nuestra vida sea diferente, pero nada de lo que hemos hecho ha producido cambio alguno.

 

Todos llegamos a Al¬Anon porque queremos y necesitamos ayuda.

 

En Al-Anon y Alateen los miembros comparten mutuamente su experiencia, fortaleza y esperanza. Usted conocerá a otras personas que comparten los sentimientos y frustraciones que usted tiene, y quizás hasta su misma situación.

 

Nos reunimos para aprender a vivir una vida mejor y para encontrar la felicidad, ya sea que el alcohólico todavía beba o no.

 ─ Por tu experiencia ¿Cuándo una persona vive con un alcohólico que lleva mucho tiempo en abstinencia, continua manteniendo todos sus rasgos codependientes?

 

-Si, lo aseguro todo el tiempo, el codependiente debe luchar por alcanzar su sobriedad emocional pues el cambio del alcoholismo a la sobriedad trastorna gravemente la vida. Es un desafío para ambos cónyuges. Para hacer esta adaptación requiere una forma de pensar enteramente nueva.

 

En los peores años de alcoholismo, los esposos de las alcohólicas tienen que hacerse cargo de muchas responsabilidades extras. Además de ganar el sustento de la familia, tienen que hacerse cargo de los niños, de todas las tareas domésticas y de las comidas.

 

Las esposas de los alcohólicos, por otra parte, tienen muchas veces que salir a trabajar para suple mentar el escaso presupuesto, o sufrir muchas privaciones, además de hacer en la casa tareas que normalmente hacen los hombres.

 

Obtenida la sobriedad, muchos de estos papeles deben invertirse nuevamente, y algunos hábitos deben ser abandonados. El programa de Al-Anon, aplicado cada día, nos ayudará a hacerlas adaptaciones necesarias para continuar una vida normal.

 

Es importante tratar de aprender a no esperar demasiado, ni demasiado pronto; sobre todo; no esperar que la sobriedad transforme al cónyuge en un ser humano super perfecto, hecho a la medida.

 

Al-Anon ayudará también a restaurar un sano y razonable modo de pensar, para que de esta forma podamos encarar las relaciones familiares con amor y comprensión. No son posibles las grandes mejoras en la raza humana hasta que ocurra un cambio en su modo de pensar.

 

─¿Cree que la codependencia se reparte igualmente entre hombres y mujeres?

 

-Desde una perspectiva histórica, aspectos socioculturales y religiosos en Latino américa determinan en mucho a las esposas y a las mamas a desempeñar roles codependientes como una forma de expresar afecto. La codependencia es más marcada en las mujeres Latinoamericanas.

 

Así que en ese sentido, una visión implícita desde lo cultural de la dinámica codependiente se refleja también en la actitud vincular del macho y la conducta abnegada de la mujer.

Por otro lado, desde el plano familiar el prototipo de la “madre buena” o el “papito bueno” proyectan a sus hijos/as la figura de una mujer u hombre protectores quienes se preocupan por el bienestar de ellos/as, creando una situación de dependencia emocional evitando así que se alejen de ellos cuando lleguen a la madurez, provocando otros de los males involucrados en la codependencia como es el de la “mamitis o papitis aguda”, tanto en hombres como en mujeres y que se traduce de igual manera en fuertes demandas de afecto y atenciones a la pareja a las cuales se les inviste erróneamente con imágenes de “ma y/o de pa”.

 

 

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies