Consecuencias del consumo de alcohol en los adolescentes

Consecuencias del consumo de alcohol en los adolescentes

¿Qué ocurre con la bebida de los  adolescentes además de los comas etílicos?

En los post anteriores, hemos visto cómo a pesar de las prohibiciones de la venta de alcohol a menores, el consumo de estos es muy frecuente y el comienzo de éste va siendo cada vez más precoz. Las consecuencias más frecuentes del abuso de alcohol en los adolescentes, y que los padres deben tener en cuenta para poder detectarlo suelen ser los comportamientos irresponsables, la disminución del rendimiento escolar, la irritabilidad y agresividad, la actitud negativa y la baja autoestima.

La negación suele estar presentes tanto en los adolescentes consumidores, que tratan de evitar algún tipo de castigo como en los padres a los que les parece un tema muy duro para hablarlo abiertamente.

Los adolescentes aunque comiencen a beber alcohol muy precozmente y lo hagan en grandes cantidades no han tenido tiempo de hacerse alcohólicos. Pero si de tener graves problemas que paso a describir a continuación.

 

  • Embriagueces que a veces llegan hasta el coma

 

Entre los adolescentes, la intoxicación por alcohol es el diagnóstico más frecuente del consumo de drogas. Su característica fundamental es la presencia de un cambio psicológico o de comportamiento desadaptativo clínicamente significativo que aparece durante la ingesta de alcohol o poco tiempo después.

Esta nueva modalidad de consumo de alcohol entre los jóvenes se ha traducido en un incremento de las consultas por intoxicación por alcohol o lesiones o traumatismos relacionados con dicha sustancia, y concentrándose esta atención en los servicios de urgencia principalmente los fines de semana.

Existe un acuerdo tácito entre los adolescentes para cuidar y proteger al que se ha pasado y que los padres no se enteren. Puede servir de ejemplo estos testimonios expresados por adolescentes en un estudio realizado en el País Vasco.

“Llevar a casa sí, porque estaba mareado y lo llevas a casa, pero para llevar a urgencias tiene que ser que no se puede poner en pie. Tiene que estar bastante mal. Cuando no se tiene en pie y cierra los ojos…que no es persona, ni responde a nada, cabizbajo, así, mal…..se intenta que no se entere nadie en casa”.

“Por ejemplo mi amiga Ane es muy de pillarse esas “trompas” de acabar echando la “pota”. Yo ,por ejemplo , nunca la dejo sola, pero he visto en Barakaldo una chavala sola en una esquina, fatal, y que sus amigas no estén. Yo a mis amigas nunca las dejaría solas …A ver, si vemos que ya no puede hablar, que está más desmayada, con los ojos cerrados, que no se puede levantar, entonces sí que pensamos en llamar a los padres o a la ambulancia , pero si ha vomitado, ve bien, habla y se le entiende, ahí ya no hacemos nada. “

El 72% de los adolescentes que consultaron por una IEA (Intoxicación enólica aguda) tenía una edad inferior a 16 años. El 37.7% repitió un curso escolar, el 20% presentó absentismo escolar y el 19.6% abandonó los estudios básicos. 9.8% estaba en tratamiento psiquiátrico. Sólo el 11,4% de los pacientes fueron derivados a un dispositivo especializado. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en ninguna de las variables clínicas entre el grupo de estudio y el control.

 

  • Accidentes de tráfico

 

Según datos de la OMS unos 55.000 jóvenes entre 15 y 29 años mueren en Europa anualmente como consecuencia del consumo de alcohol, fundamentalmente en accidentes de tráfico.

España es uno de los países europeos con mayor tasa de accidentabilidad por tráfico y los accidentes de tráfico suponen una de las cinco primeras causas de muerte y concretamente la primera causa de mortalidad en personas de estas edades.

Los accidentes, tanto en carretera como en ciudad, suelen tener lugar los fines de semana, desde la tarde del viernes a la madrugada del domingo. Existe, además, una relación entre el vehículo en el que se producen los accidentes y la edad: entre los 15 y 17 años la mayor parte se produce con bicicletas y sobre todo con ciclomotores; entre 18 y 20 años continua habiendo tasas muy altas de siniestros en ciclomotores, aumentando las de motos y coches; y finalmente en las edades de 20 a 24 años, los accidentes se producen preferentemente en motos y turismos.

 

  • Agresiones, peleas y alteración del orden y de la tranquilidad ciudadana.-

 

En el mundo mueren diariamente una media de 565 jóvenes entre 10 y 29 años como resultado de la violencia interpersonal y por cada muerte, entre 20 y 40 jóvenes necesitan tratamiento hospitalario por lesiones debidas a actos violentos.

El consumo de alcohol afecta directamente las funciones cognitivas, reduce la capacidad de autocontrol y la capacidad de procesar información para evaluar riesgos, incrementándose la labilidad emocional y la impulsividad, lo que hace que muchos bebedores sean más propensos a recurrir a la violencia en caso de confrontación.

Gran parte de la violencia relacionada con el alcohol se produce por la noche, sobre todo los fines de semana.

 

  • Afectación del cerebro a nivel estructural y funcional por consumo intensivo de inicio temprano

El consumo intensivo de alcohol ( CIA ) es un patrón de consumo de alcohol intermitente, en forma de atracones, concentrado en sesiones de pocas horas, asociado principalmente a las noches de fin de semana y que se realiza con grupos de iguales .

Las consecuencias a corto plazo es la desinhibición inmediata con las consecuencias anteriormente descritas. Cuando se mantienen estas conductas se origina un daño cerebral importante.

Por una parte se ve afectada la corteza prefrontal que es la que se encarga del control de la conducta, aumentando por tanto la impulsividad y disminuyen la atención. La memoria de trabajo también se ve afectada y por tanto disminuye el recuerdo demorado y la capacidad de aprendizaje.

También se produce una disminución del hipocampo debido a la disminución del BDNF ( Factor neurotrófico dependiente del cerebro).

 

  • Fracaso escolar , Trastorno del comportamiento y poli consumo

 

 

Es lo que encontramos con más frecuencia en las consultas. La demanda en principio no viene relacionada con el consumo de alcohol, pero este aparece apenas se inicia la exploración y suele marcar el origen de estos comportamientos, junto al consumo de otras sustancias y algún problema asociado de salud mental.

 

  • Embarazos adolescentes no deseados y enfermedades de trasmisión sexual

 

El alcohol produce una reducción de las inhibiciones y puede estimular una actividad sexual no deseada.

El 40 % de los embarazos adolescentes están provocados por el consumo de alcohol según un estudio de la fundación Alcohol y Sociedad.

En España desde el año 2008 en el que se produjeron 11.000 embarazos de menores de 18 años parece que van aumentando al igual que las interrupciones voluntarias del embarazo en adolescentes.

Este incremento también se está produciendo en las enfermedades de trasmisión sexual.

 

Referencias bibliográficas.-

  • “Alcoholismo juvenil” Elzo J,Elorza M.A, Lespada M. T. Universidad de Deusto. Bilbao 1994
  • “Consumo de alcohol y efectos sobre la salud en la población adulta y juvenil de la Comunidad de Madrid” Galán Labaca, I. .Comunidad de Madrid. Servicio de documentación y publicaciones 2004
  • “Adolescencia y alcohol” Francesc Altarriba y als , Fundación Alcohol y sociedad

 

Acerca del autor

Dr. Reina administrator

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies